El Albaicín ha sobrevivido porque las características de su asentamiento geográfico, adecuadas para la época que lo vio nacer y crecer, lo dejaron al margen de la modernidad, del desarrollo urbanístico e industrial. (…)Esta labor de protección la han ejercido los albaicineros, que lo han conservado para ellos y, al mismo tiempo, para Granada y para todos, como ha reconocido la UNESCO al nombrarlo Patrimonio de la Humanidad. (…) Las categorías que han hecho posible el Albaicín que conocemos se han desmoronado, pero unas nuevas condiciones sociales parecen favorecer un interés renovado en muchos de los aspectos del barrio, que lucha desde dentro y desde fuera por mantener su idiosincrasia, el reto permanente de ser recreado conservando lo mejor de sí mismo, contradicción estructural de carácter permanente –cambiar el Albaicín dejándolo como es- al mismo tiempo que expresión de intereses diversos y no siempre bien compaginados.
El interés de toda la ciudad confluyendo en el Albaicín se manifiesta en la pluralidad de agentes y profesionales implicados en los temas del barrio, cuyos puntos de vista rara vez son coincidentes, si no profundamente discordantes. (…) es preciso considerar que la pluralidad de agentes y puntos de vista es también un exponente de la riqueza de situaciones presentes en el barrio, pluralidad que ha de ser considerada como un recurso fundamental a la hora de encontrar soluciones a los complejos problemas que se han de resolver. (…) Son palabras de Alfredo Jiménez Núñez, autor de un espléndido estudio antropológico que recoge la vida en el barrio durante buena parte del siglo XX, “las ciencias sociales se han incorporado a la poesía en la batalla por el Albaicín” (Jiménez Núñez, 1999: 264).
Informe elaborado por B&S Europe para la Fundación Patrimonio del Albaicín Julio de 2000

La población actual del Albaicín es de 8.997 personas.

3. El Albaicín sigue perdiendo población, y pese a que se ha disminuido la tendencia de mediados de los ochenta, el número sigue siendo
preocupante, habiendo perdido en los últimos 14 años casi un 25% de su población total.

4. El principal rasgo de la población es su envejecimiento. La población mayor de 65 años constituye el 21,9% del total, superior a la de Granada
(17,2%). En algunos sectores, supera el 30%.

5. Se está produciendo un drástico descenso en el número de niños. La población de 0 a 4 años es tan sólo el 2,6%. Este fenómeno, que sucede paralelamente en Granada, puede atribuirse a la tendencia de los nuevos matrimonios a instalarse en el área metropolitana de la ciudad, así como al descenso generalizado de la natalidad en la sociedad occidental.