M i abuelo paterno Manuel Martínez de la Victoria y Fernández de Liencres nació en Granada el 27 de febrero de 1872 y falleció el 13 de junio de 1956, a los 84 años. (…) Durante nuestros paseos me enseñaba su “Granada, de la que estaba profundamente enamorado. Con él recorrí los más bellos rincones de la ciudad y también visitamos su museos».

Son palabras que María de los Ángeles Martínez de Victoria Muñoz dedica al que fuero uno los granadinos más singulares de su época. Su legado fotográfico ha permitido mantener mucha información sobre la ciudad de finales del siglo XIX y primeros del XX.

Su pasión no fue solo la fotografía. Incluso fue piloto de globo, con el que sobrevoló Granada.

María de los Ángeles Martínez de Victoria Muñoz

“El legado fotográfico de Martínez de Victoria es un caudal informativo verdaderamente importante porque sus instantáneas, hasta esas hieráticas de los monumentos, contienen un testimonio temporal-objetivo que no guardan otras fotografías coetáneas, concretamente las de los profesionales. Con Martínez de Victoria conocemos otra Granada, no lejana en el tiempo pero distinta.”
Así escribía Francisco Izquierdo el prólogo de la publicación ‘La fotografía como pasión. Martínez de Victoria’. Se trata del catálogo de la exposición celebrada en Caja de Granada en 2003 con imágenes de este singular granadino (1872-1956). A través de su mirada nos adentramos en la vida de la ciudad, permitiéndonos asistir a los acontecimientos que marcaron los primeros años del siglo XX: la visita de un rey de España a las cuevas gitanas del Sacromonte, las fiestas del Albaicín, el último buscador de oro del río Dauro, etc. Incluso, foto de su globo El Saturno, con el que voló sobre la ciudad.