“Fue a Eva a quien le tocó tomar en sus manos y hacerse responsable del infinito, empezar el mundo e iniciar el tiempo. Fue ella la que se atrevió al desafío”.

Gioconda Belli, El infinito en la palma de la mano 

Esta cita de la escritora nicaragüense nos acerca a dos singularidades muy marcadas del Albaicín: su carácter espiritual y su fragilidad como paraíso.

Desde siempre, el barrio ha sido cuna de diferentes religiosidades. Sirvan estas palabras de Ricardo Villa-Real para dibujar este paisaje al que nos referimos: «Sábese que los primeros templos cristianos que se edificaron inmediatamente después de la conquista de la ciudad en 1492 por los Reyes Católicos fueron las iglesias del Albaycín. Ya hacia 1501 y siguientes se alzaban en el barrio y sus aledaños las iglesias de San Luis, San Cristóbal, San José, El Salvador, San Nicolás, San Miguel, San Gregorio, San Cecilio (éste, fuera del barrio), San Ildefonso, Santa Ana, Santa Isabel al Real, San Juan de los Reyes, San Pedro y las desaparecidas –junto con la de San Luis, citada- de San Blas, San Marín, San Gil, Santa Isabel de los Bades, San Lorenzo…. Amén de conventos y monasterios de diversas órdenes religiosas.

Y sábese también que la mayor parte de estos edificios fueron mezquitas, poco a poco transmutadas en iglesias. Tarea que iniciarían Fray Hernando de Talavera, primer arzobispo de la recién creada diócesis, y Fray Francisco Jiménez de Cisneros, en su accidentada –y discutida- estancia en la ciudad”.

Hagamos un repaso, por tanto, a los diferentes lugares de culto que salpican el barrio

1. Mezquita Mayor

La mezquita aljama del arrabal del Albaicín se debió construir a finales del siglo XIII, según se recoge en el “Plano Guía del Albaicín Andalusí”. Tal como recoge este preciso documento, “De esta mezquita se conserva todavía su patio, adosado a la iglesia y con entrada a la calle Panaderos. Las dobles galerías laterales aún permiten formarse una idea del aspecto que tendría la sala de oración”.

Actualmente, la Mezquita de Granada se honra en mantener una política de puertas abiertas a lo largo de todo el año. Sus jardines están abiertos al público a diario en horario de 11:00 a 19:30. Asimismo, el Centro de Estudios Islámicos está abierto de 9:30 a  13:30 y de 17:30 a 20:00.

La Mezquita Mayor de Granada acoge a grupos y recibe a estudiantes de centros escolares, facultades y otras asociaciones o entidades cívicas. Adapta el contenido de la visita al interés educativo o informativo requerido.

En la página web de la Mezquita Mayor de Granada informan que los grupos interesados para realizar una visita guiada o un tour con contenidos formativos deben aportar los detalles del grupo y la fecha solicitada a la dirección de correo electrónico info@35.193.110.248

Además de la Mezquita Mayor, otros lugares de culto que aún se conservan en el Albaicín son:

– Portada de la mezquita: según el “Plano Guía del Albaicín Andalusí”, en la calle de la Portería de la Concepción en su confluencia con la de Zafra hay una puerta de sencilla factura que pudo corresponder a una pequeña mezquita u oratorio del barrio”, según

– Alminar de San José: La actual torre de la parroquia de San José es cuanto subsiste, junto a un aljibe, de una antigua mezquita llamada al-Murabitín o de los armitaños, según recoge el “Plano Guía del Albaicín Andalusí”. La torre se remata hoy con un cuerpo campanario de ladrillo de construcción cristiana.

2. Palacio de los Olvidados

Encontramos el Palacio de los Olvidados en la cuesta de Santa Inés. Se trata de una antigua casa sefardí del siglo XVI. Su fachada alberga varios escudos nobiliarios que hacen suponer perteneció a un converso sometido a un proceso de limpieza de sangre.

El museo del Palacio de los Olvidados acoge dos exposiciones permanentes: «La Inquisición. Antiguos instrumentos de tortura» y «Casa Sefardí». A través de este enlace se puede comprar la entrada y acceder a ambas exposiciones: Compra tu entrada.

Pese a que el propio nombre de Granada es de origen judío y que existieron grandes sefarditas que contribuyeron enormemente al esplendor y desarrollo de la ciudad, apenas quedan vestigios históricos que permitan adivinar la presencia de esta comunidad en Granada. Con la puesta en marcha del Palacio de los Olvidados, la familia pretende cubrir el vacío histórico y cultural que existe sobre la presencia de los judíos en la ciudad de la Alhambra.

La colección sobre la cultura sefardí se compone de objetos y documentos de diversas épocas que van desde lámparas del siglo II hasta hanukkiyahs del siglo XX. A través de la exposición y explicación de estas piezas se ofrece al visitante un punto de vista normalmente desconocido, el judío, que no suele contarse en las guías de viaje y que es una pieza más del puzzle de la historia de la ciudad.

3. Conventos, iglesias y monasterios

– Convento de Santa Isabel la Real: Este convento se fundó en 1501 por iniciativa de la propia reinaIsabel de Castilla. Se encuentra ubicado vecino al palacio de la Dar al-Horra, en el mismo recinto de un conjunto de palacios que pertenecieron a la familia real nazarí y que, previamente, habían sido cedidos a su secretario, don Hernando de Zafra, y conmutados posteriormente a éste por otras posesiones en la carrera del Darro. El convento de madres Clarisas posee un enorme interés artístico y arquitectónico. Es destacable sobre todo la portada de la iglesia del más puro estilo gótico y obra del maestro Enrique Egas, (arquitecto de la Capilla Real). Su armadura mudéjar interior es una de las más bellas de ésta ciudad.

– Convento de la Inmaculada Concepción: Fue fundado por doña Leonor Ramírez, en 1523, para la orden de Terciarias Franciscanas. Se encuentra situado en la carrera del Darro, en las faldas del Albaicín. Es destacable su iglesia gótica con torre de un solo cuerpo. La planta del edificio es rectangular, y en ella se distinguen dos vanos adintelados. Entre su patrimonio artístico hay obras de Alonso de Mena, Pedro de Mena, Jacobo Florentino, José de Mora o Ruiz del Peral, algunos de los artistas más conocidos de la época.

– Iglesia de San Nicolás: Desde el 9 de junio de 2012 los Amigos de San Nicolás mantenemos abierto este emblemático monumento, para que los numerosos visitantes del Mirador de san Nicolás puedan subir al campanario y disfrutar de un panorama único y unas hermosas puestas de sol. Somos un grupo de voluntarios hombres y mujeres de todas las edades que pretendemos devolver a este monumento del siglo XVI (que atendió a lo largo de cuatro siglos las necesidades espirituales de decenas de generaciones del Albaicín) una renovada vitalidad en sus actividades religiosas, culturales, patrimoniales y sociales; dirigida a los numerosos y diversos visitantes que a diario acuden al mirador de san Nicolás. Desde 2013, los Amigos de San Nicolas venimos abriendo la iglesia diariamente, con el fin de posibilitar que los granadinos y los numerosos visitantes del Mirador de San Nicolás, puedan entrar al templo con el fin de admirar su sobria arquitectura, subir al campanario y disfrutar de un panorama único, conocer su historia en la exposición que hemos instalado, rezar, encender una vela al santo, solicitar información sobre el barrio del Albaicín o adquirir un recuerdo de artesanía andaluza.

– Palacio de Dar al-Horra: El palacio formaba parte de una gran finca con huertos y jardines, cedida por la reina Isabel la Católica para fundar el Convento de Sta. Isabel la Real. El Palacio de Dar Al-Horra abre sus puertas en el Albaicín alto, origen de la Granada musulmana y sede de los reyes zirís, en una encrucijada de callejones estrechos y muros que esconden la intimidad de encantadores cármenes. Dar Al-Horra significa «Casa de la honesta» y fue la última residencia de la sultana reina Aixa, la esposa legítima del sultán Muley Haccen, ambos padres de Boabdil, el último rey de Granada. Fuera de la Alhambra, Dar Al-Horra es el más esclarecedor ejemplo de la arquitectura palatina, su estructura y decoración son las características del arte nazarí. El edificio consta de un patio central con alberca en torno al cual se distribuyen las estancias y dos pórticos en los lados menores. La zona más interesante es la del pórtico norte, desde cuyo mirador se divisa una hermosa vista hacia el cerro de San Cristóbal y el poniente de la capital. Las inscripciones labradas en las yeserías del mirador refuerzan el carácter privado de la casa con palabras y frases de celebración como «Bendición», «Felicidad», «La salud es perpetua» y «La dicha continua».

– Iglesia de San Miguel Bajo: Desde su cierre al culto en 1842, la iglesia ha perdido gran parte de su riqueza artística mueble, persistiendo, no obstante, su valor histórico -ya que había sido una de las parroquias más populosas del Albayzín-, arquitectónico -apreciable en el tipo de cubierta de los dos tramos de su nave única, que se corresponde con dos tipos de techumbres mudéjares, o en las portadas renacentistas-, y urbanístico -al formar parte de una de las áreas más monumentales de todo el Albayzín-. El aljibe del siglo XIII que forma cuerpo con ella, perteneciente a la anterior mezquita, completa sus valores culturales.

– Abadía del Sacromonte: Es uno de los cinco lugares más vistos de Granada, junto a la Alhambra, el Albaicín, la Capilla Real y el Hospital Real, según los datos que maneja la Federación Provincial de Empresas de Hostelería y Turismo de Granada. Localizada en el monte de Valparaíso, sobre la ribera del río Darro y coronando el barrio al que dio nombre, la Abadía del Sacromonte es una institución con 400 años de historia. Durante siglos este impresionante lugar ha sido uno de los principales centros espirituales y culturales de toda Andalucía, localizado en un espacio natural de singular valor. Más info, aquí: https://albaicinparaiso.com/albaicin-connection/

– Iglesia de Santa Ana:

– Casa de Zafra: Tras la conquista de Granada, Isabel la Católica cedió a su fiel secretario, Don Hernando de Zafra varios terrenos ocupados por casas palaciegas nazaríes, entre las que se encontraba la Casa de Zafra. Al fallecimiento de Don Hernando y su esposa por voluntad testamentaria se construyó sobre estas propiedades el convento Santa Catalina de Siena. La hoy conocida como Casa de Zafra se conservó casi intacta dentro de las dependencias del convento. 1946 es la fecha en la que Gallego Burín, alcalde de Granada, adquiere la casa para el ayuntamiento de la ciudad, al conocer su precario estado de conservación. Hoy la casa acoge el Centro de Interpretación del Albaicín

Este listado puede completarse en este enlace: https://bit.ly/2OHhKO6

Además, la información completa de la Ruta de Conventos de Granada diseñada por la Concejalía de Turismo, aquí: Ruta de los conventos. De ellos, están en el Albaicín los siguientes:

  • Ermita de San Miguel Alto
  • Iglesia de San Luis
  • Iglesia de San Bartolomé
  • Parroquia del Salvador
  • Convento de Agustinas Recoletas
  • Monasterio de San Bernardo
  • Iglesia de Santa Rita o de los Hospitalarios
  • Iglesia de San Cristóbal
  • Convento de Capuchinos
  • Parroquia de San Gregorio Bético
  • Religiosas Esclavas del Santísimo Sacramento
  • Iglesia de San Andrés